La puerta de ENTRADA en Masonería es pequeña, para hacer complicado el ingreso. Por el contrario la de SALIDA es muy grande.

viernes, 13 de agosto de 2010

Las palabras “profano” y “candidato”






Las palabras “profano” y “candidato”
(Adaptación libre de un trabajo de origen desconocido).
La palabra “Profano”, está compuesta a su vez de  dos palabras latinas: “pro” (antes, enfrente), y “fanum” (templo). De esas dos raíces se derivó profanus, que significa “separado o distinto del templo”, nombre que se aplicaba en la antigüedad a las personas que no eran admitidas en los templos para observar o participar de los misterios.

En Masonería, se aplica el término profano,  de un modo totalmente respetuoso, para todas las personas que no han vivido la Iniciación en la Orden y por tanto permanecen desconocedores de sus Ritos, misterios y privilegios.  ( La palabra profano en el uso ordinario significa una persona irreligiosa e irreverente)

Is importante reseñar que en algunos Ritos aquel que solicita el ingreso es considerado “el Caballero profano Don……..” . Pero  por el contrario en otros no se emplea el término  de manera intencionada y pasa a ser tan solo “Señor ……”

De modo pues, que dicha palabra no contiene elemento alguno de ofensa, menoscabo  ni suspicacia, sino que se aplica “peculiarmente” al que no conoce los misterios masónicos y no pertenece a la Orden.

La Masonería no prejuzga los méritos de los profanos, pues de entre ellos surgen los aspirantes para el ingreso en nuestra Hermandad y reciben el abrazo fraterno cuando son iniciados.


Por otro lado “Candidato”, es todo ”profano” que aspira ingresar en la Orden Masónica, el cual para poder ser considerado, debe reunir determinadas condiciones que cada obediencia fija según sus peculiares “LAND MARKS” * (libre, mayor de edad, de buenas costumbres, juicio sano, con capacidad manifiesta de sustentarse a sí mismo y a su familia,  un nivel de instrucción “mínimo” que le permitan comprender los textos y liturgias, . . . .) Esto significa que el aspirante deber ser “calificado” o reunir ciertas condiciones, pero además , aún reuniéndolos, la Logia deberá votar favorablemente de manera democrática y casi por unanimidad que es un buen momento para sumar un nuevo obrero, ya que “tendrán Trabajo suficiente para darle al menos durante los siguiente “siete” años “.
La palabra candidato es de origen latino, y procede del vocablo candidatus que significa “vestido de blanco”.  En la antigua Roma el que aspiraba a un puesto público vestía una capa o toga blanca de forma peculiar, abierta por delante, para que el aspirante pudiese mostrar las cicatrices de las heridas que había recibido en el pecho y otra parte del cuerpo en las guerras que participó. 
A esa capa o manto se llamaba toga cándida, por su color blanco que simbolizaba la pureza de las intenciones del aspirante, y de allí surgió la designación de candidatus, de donde procede el vocablo candidato.  (Candidez, no debe entenderse en el sentido vulgar y despectivo de “simpleza”, sino en el valor de sencillez, sinceridad y sanidad de espíritu).


La explicación de la palabra candidato ha de servirnos a los Masones para recordar “la pureza de conducta y de carácter que debe distinguir a todo candidato para su ingreso en nuestra Orden” más allá de sus meritos “profanos” .

Aquel  “profano” que se acerque a la Masonería debe haberse mostrado en público y en privado revestido de la toga cándida de rectitud,  veracidad,  honradez y filantropía.
Este traje espiritual simboliza para la Masonería “la reputación” que debe tener todo aspirante a ingresar en nuestra Orden.

He dicho.



(Presten atención los Hermanos Masones al modo en el que durante el desarrollo de la ceremonia de recepción -o Iniciación Masónica- el “candidato” que fue considerado apto de ser admitido en nuestro misterios será denominado como recipiendario, neófito, . . .)







*Los LAND MARKS , linderos , mojones , limites , . . . . son las "normas"  básicas que se aceptan en el Arte . Hoy en la Masonería son algo "confusos" y con el tiempo se han intentado obviar unos u otros en función de las características de cada obediencia. Las obediencias suelen decir que aceptan y cumplen los Landmarks pero procurando no indicar cuales aceptan concretamente para no "comprometerse" en exceso.   



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El Blog "La Masonera en Murcia" NO se hace responsable de los comentarios aquí aportado por los usuarios, siendo ellos únicos responsables de las opiniones vertidas.A pesar de lo expuesto, nos reservado el derecho de eliminar los comentarios que consideremos contrarios a ley o que no se adapten al perfil que se desea en este espacio.

Si encuentra algún contenido erróneo o inadecuado comuníquelo mediante email :
lamasoneriaenmurcia@gmail.com